Últimas observaciones interesantes


Últimas observaciones interesantes
Fecha Especie (nº) Lugar y comentarios
06/04 Buscarla unicolor (3) Laguna de San Juan.
06/04 Rascón europeo (3) Laguna de San Juan.
09/02 Elanio azul (1) Ruta ornitológica: Naturaleza al sureste.
12/01 Avefría europea (54) Alrededores de Griñón, Madrid. (Obs. varios bandos en barbechos)
15/12 Martín pescador común (2) Embalse de Pedrezuela, Madrid. (Obs. comportamiento territorial)
10/12 Agachadiza común (1) Charca Suárez, Granada
07/12 Barnacla cariblanca (2) Laguna del Oso, Ávila
07/12 Avutarda común (28) La Moraña, Ávila. (Día de niebla)
07/12 Busardo moro (1) Blascomillán, Ávila. (Rareza)
30/11 Chorlitejo grande (7) Soto Gutierrez, Madrid
24/11 Mosquitero bilistado (1) Valdebebas, Madrid. (Rareza)
24/11 Águila Imperial Ibérica (1) Dehesas de Quijorna, Madrid. (Ejemplar pajizo)
17/11 Curruca carrasqueña (1) Patones de Arriba, Madrid
10/11 Correlimos zarapitín (2) Embalse de Santillana, Madrid
03/11 Rascón europeo (6) Laguna de San Juan, Madrid
30/10 Porrón pardo (17) Laguna de Navaseca, Ciudad Real
29/10 Bigotudo (34) Parque Nacional Tablas de Daimiel, Ciudad Real

Haz clic en los enlaces para más información

martes, 22 de septiembre de 2015

Porrón europeo, cortejo

¿Alguna vez os habéis topado con un porrón europeo?
Estoy seguro de que la mayoría de las respuestas irán acompañadas de un "Por supuesto". Claro, porque es fácil acudir con nuestros prismáticos a un embalse, laguna, marisma, albufera, etc. y encontrarnos con esta anátida. Principalmente, ¿por qué es tan sencillo? Para empezar porque durante el invierno se junta en grandes grupos de aves que llaman nuestra atención y también porque sus colores son característicos y nos ayudan mucho a su identificación por muy lejos o escondido que esté.
Cuando uno ve tanto a un ave y empieza a fijarse en sus conductas, en sus movimientos y sus costumbres consigue encontrar comportamientos únicos o característicos de la especie. Y esto es lo que me ha pasado observando a este pato buceador, concretamente he podido contemplar sus intentos de cortejo.

Imagen de macho de porrón europeo (Aythya ferina)
Imagen de hembra de porrón europeo (Aythya ferina)
Para empezar os tengo que presentar al ave del que os estoy hablando, ¡qué descortés! Para ello he creado las dos imágenes digitales anteriores, una de cada sexo, lo que nos ayudará a diferenciarlos.
Los colores del macho son muy característicos, su cabeza es de color castaño, hasta el cuello, donde empieza una mancha negra que le ocupa toda la pechera, a partir de ahí es de color grisáceo, hasta la popa, donde tiene otra mancha negra. Como en otras especies de la misma familia existe dimorfismo sexual a pesar de que ambos sexos tienen una banda azul diagnóstica en el pico, la hembra como veréis en las imágenes es parda excepto detrás que es grisácea.

Macho de porrón europeo (Aythya ferina)
Hembra de porrón europeo (Aythya ferina)
Bueno, ahora que ya nos hemos presentado podemos comenzar a situarlos en el escenario en el que empecé a observar sus comportamientos de cortejo, un humedal interior de la Península Ibérica. Como se observa en la foto inferior está caracterizado por la presencia de vegetación palustre, concretamente carrizo, todavía verde aunque en el mes de abril ya empieza a amarillear y será en verano cuando lo haga por completo.

Machos de porrón europeo (Aythya ferina) en un humedal español.
Y ahí estaba un grupo de machos muy tranquilos, que aparentemente se dedican al acicalamiento de sus plumas, a buscar vegetación subacuática, etc. No es difícil que a una anátida le quite  mucho tiempo el cuidado de sus plumas, ya que estas son sus herramientas de vuelo y han de estar en perfectas condiciones. Pero su tranquilidad inicial se verá perturbada, ¿por la presencia de quién?

Hembra de porrón europeo (Aythya ferina) aparece en escena.
¡Exacto, una hembra! En seguida los machos empiezan a alterarse en cuanto se percatan de la presencia del sexo opuesto, comienzan a acercarse, a interesarse por ella y casi a acosarla. Se acercan a ella como torpedos, a toda velocidad. Al fin y al cabo son machos, este comportamiento también es fácil observarlo en nuestra especie.... :)

Macho de porrón europeo acercándose a la hembra (Aythya ferina)
¿El problema dónde está? Pues que por ahora solo ha aparecido una hembra en todo el humedal y claro cada uno de los machos quiere ir tras ella y cortejarla mediante "el baile". Este consiste en hacer ruidos roncos mientras se mueve la cabeza aproximándola al agua, tal y como se ve en la siguiente foto. Pude observar que constantemente, cada vez que se encontraban una hembra, los machos se comportaban de esta forma, realizando este "cortejo". No solo pude observar esto, sino que también me fijé en que las hembras se ven atraídas por esos movimientos.

Dos machos tras una sola hembra de porrón europeo (Aythya ferina).
El primero de los machos realiza el "baile" mencionado y llama la atención de una hembra.
Problema, esta hembra es de interés para dos machos, ambos quieren conquistar a la misma hembra y no pueden realizar correctamente el baile, pues no puede la hembra prestar atención a los dos y por tanto se molestan entre sí, ¿cómo puedo eliminar a mis competidores?

Cuestión de fuerza, los machos se enfrentan para que uno de los dos se vaya y deje el camino libre al otro. Y aunque parezca sencilla y primitiva esta técnica sigue sirviendo a cantidad de animales para eliminar competidores. En el mundo de las aves muchos han desarrollado colores y cantos para dejar a un lado la violencia, sin embargo este no es el caso del porrón europeo. Tanto es así que el vencedor, orgulloso, se exhibe para que se sepa en todo el humedal quién fue el que salió victorioso.

Dos machos de porrón europeo (Aythya ferina) peleándose por la prioridad.
Macho de porrón europeo (Aythya ferina). El vencedor se exhibe orgulloso.
Cuando acudimos a algunos lugares muy a menudo y observamos las mismas especies una y otra vez, es el mejor momento para empezar a estudiar la ecología comportamental de las especie, a individualizar conductas y sobre todo a tomar notas sobre las costumbres de las aves. No son mas que oportunidades para entender y conocer más acerca de ellas. Por lo tanto os animo para que salgáis al campo con un cuaderno en el que poder anotar todas esas conductas y comportamientos y los compartáis con nosotros. ¡Ah! Casi se me olvida deciros cómo acaba la historia de nuestro macho. El final le fue estupendamente al vencedor porque acabó bailando a nuestra hembra y además llamó la atención de una segunda, ¡seguro que eso no gustó a los otros machos!

Macho de porrón europeo (Aythya ferina).
Momento de cortejo a una hembra y llamando la atención de otra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario