martes, 5 de mayo de 2020

Aves desde mi ventana

¡Hola de nuevo!
A raíz del confinamiento que estamos sufriendo estos días, hemos dejado de salir a disfrutar de la naturaleza. Nos hemos alejado de sus olores, de los susurros de sus habitantes y la belleza de sus paisajes. En cambio, el paso de las horas, los días y las semanas encerrados en casa nos ha llevado a descubrir esas experiencias desde la ventana de nuestros hogares.

Por ello, ahora que parece que se acerca el final, queremos resumir en una pequeña entrada las aves que hemos observado desde la ventana de Blue Nature. Lo cierto es que hemos tenido "la suerte" de coincidir con una época de paso migratorio: el prenupcial y hemos podido observar 31 sps entre estivales, invernantes y residentes.

Cuando se decretó el estado de alarma, al margen de la situación, había miles, millones de aves llevando a cabo el viaje de sus vidas. Muchas de ellas nacieron la primavera pasada aquí y vienen con el objetivo de criar en la tierra en la que crecieron. Los recursos y el clima son la motivación de muchas de ellas.

Otras muchas comenzaron su viaje de vuelta al norte, de donde verdaderamente son, pues estaban pasando únicamente el invierno en la Península. Y por último queda otro grupo de aves, residentes, comunes pero que en estos días nos parecen más especiales que nunca. Son las aves que vemos todos los días y a las que no solemos hacer mucho caso. Justo ahora comenzaban a reclamar territorios y sus cantos entran por nuestra ventana recordándonos viejos paseos por el campo.

Después de esta "breve" introducción os dejamos a continuación las aves que hemos podido identificar desde el día 14 de marzo desde nuestra pequeña ventana en el centro de la capital. Esperamos que os guste y os traigan buenos recuerdos. Les hemos dado un aspecto nuevo para que sea más divertido.

Este es el total de aves observadas durante el confinamiento. Un total de 31 sps
Este es el total de aves que hemos observado durante el confinamiento, un total de 31 sps.


Las tres especies de columbiformes observadas. Comunes y frecuentes en nuestras ciudades.

Los vencejos nos dieron muchas alegrías cuando llegaron en abril.
Además tenemos la suerte de tener algunos nidos enfrente de la terraza y disfrutamos con sus vuelos.

A principio del confinamiento pudimos observar varios ejemplares de grulla.
Lo cierto es que las fechas de observación son muy tardías para la especie.

El paso prenupcial nos dejó la observación de una lejana cigüeña negra.
Sin embargo la cigüeña blanca es algo más frecuente y la podemos ver en sus movimientos diarios.

A pesar de los enormes bandos de gaviotas que cruzaron Madrid a lo largo del mes de marzo,
lo cierto es que únicamente lo hicieron las sombrías por encima nuestra. Las reidoras se resistieron.

Esta es una de nuestras observaciones más raras. Lo cierto es que no esperábamos dar con
el cormorán desde la terraza, pero un día observando un bando de milanos negros,
apareció entre ellos, a su altura y sin poder planear, aleteando con todas sus fuerzas.

El grupo de las rapaces ha sido el que más juego nos ha dado. El paso prenupcial, sus vuelos de prospección
 y la riqueza de ambientes propicios para la reproducción de muchas de ellas ha facilitado su observación.

Aunque no lo hemos conseguido ver, si hemos escuchado estos últimos días de abril
y los primeros de mayo sus burbujeantes reclamos en vuelo, una alegría escucharlos.

El grupo de halcones nos ha dejado escenas de naturaleza pura. Sobre todo el halcón peregrino
que tiene un territorio cercano y lo ha defendido de las águilas imperiales, cernícalos, milanos negros, etc
con increíbles picados tratando de cazar aves.

Nuestra terraza está cerca de un parque urbano con una enorme población de cotorras.
No ha sido difícil oírlas u observarlas llevando ramas hacia los nidos.

Este sin duda a sido el grupo más numeroso. Durante todo el confinamiento hemos visto a verderones, verdecillos y
jilgueros pasar cantarines por encima de nuestra terraza o incluso cantando sobre las antenas de los
edificios. Los mirlos han cantado casi todas las mañanas desde lo alto. Las golondrinas, los gorriones y 
los colirrojos son frecuentes en nuestras ciudades, al igual que la urraca, auqnue esta se ha hecho un hueco en
nuestro comedero de reciente apertura. La curruca capirotada que observamos llego hasta nuestra terraza tratando
de capturar los insectos que revolotean por nuestras flores.

Y después de un rápido repaso esto ha sido todo. Nuestra lista de aves es difícil que siga aumentando, pues ya hemos alcanzado un muy buen número y porque parece que pronto pasaremos menos tiempo en casa y más tiempo llevándoos por la indudable belleza y diversidad de los ecosistemas madrileños, más ahora que no nos dejan visitar otras provincias.

¡Hasta pronto!

Si quieres salir a ver aves, no lo dudes y visita los mejores destinos ornitológicos de la Comunidad de Madrid y del resto de la península ibérica.

España es uno de los mejores destinos ornitológicos de Europa gracias a su gran diversidad de ecosistemas y hábitats, así como por tener un clima templado con temperaturas más o menos suaves a lo largo del año. Además España es la autopista de miles de aves que migran del viejo continente a África y viceversa, por lo que la diversidad de aves y los espectáculos migratorios son únicos. Además alberga especies tan importantes y en peligro de extinción como el águila imperial ibérica, el buitre negro o el sisón.

En Blue Nature te llevamos a observar aves a los espacios protegidos más importantes de España. Cualquier época del año es buena para ver a las dueñas del vuelo en sus hábitats naturales, por lo que, si te gustan las aves, no dudes en apuntarte a cualquiera de nuestras salidas. Echa un vistazo aquí: Blue Nature web

También te ofrecemos la posibilidad de prepararte una ruta que se ajusta a tus demandas con nuestra sección: "A la carta".