martes, 30 de octubre de 2018

Despedida de la berrea del ciervo

Tras un comienzo del otoño prometedor, las mediterráneas dehesas del Monte del Pardo empezaron húmedas. Las lluvias de septiembre daban la bienvenida a lo que parecía un otoño habitual. Sin embargo, según avanzaban los días en el bosque mediterráneo, las temperaturas se parecían cada vez más a las de verano.

Macho de ciervo común (Cervus elaphus) - Red deer male
Macho de ciervo común (Cervus elaphus) - Red deer male 
Cada año la berrea tiene lugar en este mágico rincón madrileño y en otros muchos a lo largo del territorio español. Para que este espectáculo tenga lugar, los días han de ser húmedos, frescos y otoñales. Si por el contrario los días son calurosos los imponentes machos de ciervo están más aplatanados de lo normal, les cuesta berrear o simplemente no lo hacen.

Macho de ciervo común (Cervus elaphus) - Red deer male
Macho de ciervo común (Cervus elaphus) - Red deer male
Es habitual que las lluvias de septiembre y octubre, temporada de berrea, caigan con fuerza, golpeando en las duras encinas del bosque mediterráneo y provocando la caída de la bellota. Este fenómeno que no llama nuestra atención, le sirve a las hembras para prepararse el celo. Las bellotas son frutos muy ricos en carbohidratos, grasas y proteínas y ellas saben que dichos nutrientes les ayudarán durante el embarazo.

Macho de ciervo común (Cervus elaphus) berreando junto a hembra comiendo   Red deer male roaring next to a female eating.
Macho de ciervo común (Cervus elaphus) berreando junto a hembra comiendo
Red deer male roaring next to a female eating.
En algunos rincones de este inmenso bosque de monte mediterráneo, pudimos observar jabalís, gamos y algunas aves especiales como el águila imperial ibérica o la cigüeña negra, habituales de la zona. Todas ellas perdiendo protagonismo al caer el sol, cuando los machos de ciervo hacer resonar sus berridos junto a pequeños grupos de hembras, que formarán el harén más adelante.

Macho de ciervo común (Cervus elaphus) berreando junto a hembra comiendo   Red deer male roaring next to a female eating.
Macho de ciervo común (Cervu elaphus) berreando junto a hembra comiendo
Red deer male roaring next to a female eating.
Atraídos por los nervios, los jóvenes ciervos se pasean de un lado a otro, buscando encajar en algún grupo. Sin embargo la imponente cornamenta y el estremecedor sonido de los berridos de sus parientes masculinos, hacen que los inexpertos se lo piensen dos veces antes de seguir adelante.

Macho de ciervo común (Cervus elaphus) berreando junto a hembra comiendo   Red deer male roaring next to a female eating.
Macho de ciervo común (Cervus elaphus) berreando junto a hembra comiendo
Red deer male roaring next to a female eating
Durante finales de septiembre y principios de octubre visitamos en varias ocasiones el Pardo en busca de este espectáculo anual. La verdad que tuvimos bastante éxito y pudimos escuchar con claridad los berridos de los machos, en algunos casos hasta cuatro a la vez. La suerte también supo sonreírnos y vimos varios grupos de hembras acompañados en ocasiones de cervatillos y en otras de un gran ciervo con ganas de berrear.

Macho de ciervo común (Cervus elaphus) berreando. - Red deer male roaring.
Macho de ciervo común (Cervus elaphus) berreando. - Red deer male roaring.
La verdad que se trata de un espectáculo maravilloso, aunque observamos y oímos la berrea, solo nos queda contemplar algún lance en el que los machos intenten demostrar sus posibilidades a base de fuerza bruta. Esperamos repetir el año que viene y deseamos al menos alcanzar el mismo nivel de observación de este año y quién sabe, quizás veamos entonces un choque de cornamentas.

Macho de ciervo común (Cervus elaphus) - Red deer male
Macho de ciervo común (Cervus elaphus) - Red deer male

¡Hasta pronto!

Si quieres salir a ver aves, no lo dudes y visita los mejores destinos ornitológicos de la Comunidad de Madrid y del resto de la península ibérica.

España es uno de los mejores destinos ornitológicos de Europa gracias a su gran diversidad de ecosistemas y hábitats, así como por tener un clima templado con temperaturas más o menos suaves a lo largo del año. Además España es la autopista de miles de aves que migran del viejo continente a África y viceversa, por lo que la diversidad de aves y los espectáculos migratorios son únicos. Además alberga especies tan importantes y en peligro de extinción como el águila imperial ibérica, el buitre negro o el sisón.

En Blue Nature te llevamos a observar aves a los espacios protegidos más importantes de España. Cualquier época del año es buena para ver a las dueñas del vuelo en sus hábitats naturales, por lo que, si te gustan las aves, no dudes en apuntarte a cualquiera de nuestras salidas. Echa un vistazo aquí: Blue Nature web

También te ofrecemos la posibilidad de prepararte una ruta que se ajusta a tus demandas con nuestra sección: "A la carta".