martes, 25 de septiembre de 2018

ZEPA del Jarama y el Manzanares

Este fin de semana hicimos una visita a la ZEPA Cortados y Cantiles del Jarama y el Manzanares, al sureste de Madrid, en pleno Parque Regional. Esta figura de protección destaca por la presencia de calamón común, aguilucho lagunero y garza imperial entre otras, tres especies que conseguimos ver durante la visita. Como en otras ocasiones, esta salida ornitológica no habría sido posible sin la enorme colaboración y el apoyo de Óptica Roma.


Comenzamos el día con un agradable amanecer en el las lagunas de Velilla, observando martines pescadores desayunando, garcillas bueyeras levantandose de su dormidero y pollos de calamón siguiendo a sus progenitores. Con temperaturas cercanas a los 20ºC y el cielo despejado, prometía ser un día estupendo en el que apretaría el calor. Aun así, disfrutamos de la mañana fresca que cubría el ambiente, observando cercetas, cucharas y porrones.

Nada más llegar descubrimos numerosos bandos de fringílidos y gorriones molineros. Jilgueros, pardillos y verdecillos cantaban y sobrevolaban por encima de la vegetación que rodea las lagunas. Los pollos de gallineta común y focha común fueron habituales en la superficie de la laguna, que serán seguramente la última prole del año. Tampoco faltaron a la cita los enormes bandos de golondrinas comunes viajando al sur sobrevolando el entorno de la laguna.

Poco más tarde, nos desplazamos a las zonas inundadas del San Martín de la Vega y Ciempozuelos. La primera parada la Reserva Ornitológica de los Albardales, que visitamos hace dos semanas. La sorpresa, encontrárnosla totalmente seca. Se ve que las altas temperaturas de estos días han hecho que desaparezcan rápidamente las láminas de agua que tanta vida albergaron hacía unas semanas. A penas unas gallinetas comunes, bandos de gorriones comunes y de jilgueros europeos. Lástima encontrarnos bajo uno de los postes eléctricos una garcilla bueyera que parecía haber sufrido una colisión contra el tendido.

Cigüeña blanca (Ciconia ciconia)
Al final de la mañana, nos trasladamos a un pequeño lugar muy cercano, el Soto Gutierrez, donde se forman algunas pequeñas encharcaciones que dejan sorpresas todos los meses. Sin saberlo nos encontramos con una sorpresa, una especie rara en la Comunidad de Madrid.

Entre bandos de cigüeñas, algún bengalí rojo solitario y grupos de urracas, las garcillas bueyeras persiguen a caballos y bueyes que ocupan un espacio ganadero en este lugar tan especial. Continuamos el camino, viendo las últimas tarabillas norteñas en paso, junto con buitrones y gorriones morunos. En las encharcaciones, fochas, frisos, cucharas, porrones y gallinetas cubrían la lámina de agua haciendo grupo y formando un bando llamativamente grande de aves acuáticas.

Hembra de bengalí rojo (Amandava amandava)
Finalmente entre bandos de avefría europea de hasta unos 100 ejemplares, encontramos hasta tres andarríos bastardos, especie difícil de ver en la comunidad, que únicamente se puede ver durante el paso migratorio. ¡¡Pero lo más interesante de la jornada, fue una pareja de flamenco común que encontramos sin saber que estaban allí!! Se trataba de una pareja de jovenes probablemente en plena dispersión juvenil que en ocasiones hacen paradas en nuestros humedales como nos ocurrió por estas fechas en 2017 (leer crónica).

Andarríos bastardo (Tringa glareola)
Pareja de flamencos comunes (Phoenicopterus roseus)
Y así finalizaríamos nuestra visita a este lugar tan mágico en el que llegamos a ver hasta 50 especies distintas, la mayoría de ellas migrando y formando los primeros bandos invernales. Lo pasamos en grande con un frenesí de herrerillos, carboneros, varias decenas de cigüeñas blancas, un solitario rascón europeo, gritando y llamando la atención, y todo un repertorio de aves asociadas a los ambientes acuáticos como garza real e imperial, cetia ruiseñor, etc.


¡Hasta pronto!

Si quieres salir a ver aves, no lo dudes y visita los mejores destinos ornitológicos de la Comunidad de Madrid y del resto de la península ibérica.

España es uno de los mejores destinos ornitológicos de Europa gracias a su gran diversidad de ecosistemas y hábitats, así como por tener un clima templado con temperaturas más o menos suaves a lo largo del año. Además España es la autopista de miles de aves que migran del viejo continente a África y viceversa, por lo que la diversidad de aves y los espectáculos migratorios son únicos. Además alberga especies tan importantes y en peligro de extinción como el águila imperial ibérica, el buitre negro o el sisón.

En Blue Nature te llevamos a observar aves a los espacios protegidos más importantes de España. Cualquier época del año es buena para ver a las dueñas del vuelo en sus hábitats naturales, por lo que, si te gustan las aves, no dudes en apuntarte a cualquiera de nuestras salidas. Echa un vistazo aquí: Blue Nature web

También te ofrecemos la posibilidad de prepararte una ruta que se ajusta a tus demandas con nuestra sección: "A la carta".

No hay comentarios:

Publicar un comentario