Últimas observaciones interesantes


Últimas observaciones interesantes
Fecha Especie (nº) Lugar y comentarios
06/04 Buscarla unicolor (3) Laguna de San Juan.
06/04 Rascón europeo (3) Laguna de San Juan.
09/02 Elanio azul (1) Ruta ornitológica: Naturaleza al sureste.
12/01 Avefría europea (54) Alrededores de Griñón, Madrid. (Obs. varios bandos en barbechos)
15/12 Martín pescador común (2) Embalse de Pedrezuela, Madrid. (Obs. comportamiento territorial)
10/12 Agachadiza común (1) Charca Suárez, Granada
07/12 Barnacla cariblanca (2) Laguna del Oso, Ávila
07/12 Avutarda común (28) La Moraña, Ávila. (Día de niebla)
07/12 Busardo moro (1) Blascomillán, Ávila. (Rareza)
30/11 Chorlitejo grande (7) Soto Gutierrez, Madrid
24/11 Mosquitero bilistado (1) Valdebebas, Madrid. (Rareza)
24/11 Águila Imperial Ibérica (1) Dehesas de Quijorna, Madrid. (Ejemplar pajizo)
17/11 Curruca carrasqueña (1) Patones de Arriba, Madrid
10/11 Correlimos zarapitín (2) Embalse de Santillana, Madrid
03/11 Rascón europeo (6) Laguna de San Juan, Madrid
30/10 Porrón pardo (17) Laguna de Navaseca, Ciudad Real
29/10 Bigotudo (34) Parque Nacional Tablas de Daimiel, Ciudad Real

Haz clic en los enlaces para más información

martes, 11 de octubre de 2016

Sumérgete con el mirlo acuático

Familiar, entrañable y propio de los ríos que corretean por nuestro territorio, este rechoncho pajarillo de hábitos inquietos, es uno de los pocos miembros de una familia muy pequeña de aves, los cínclidos, que únicamente tiene 5 especies a lo largo del planeta. A pesar de su nombre en castellano, no está nada emparentado con los mirlos, y es únicamente su color oscuro el que pudo asociarse con ellos. 

En la Península podemos ver únicamente una de las cinco especies:
  • Mirlo-acuático europeo: Cinclus cinclus
Aunque por su aspecto y sus hábitos es muy difícil confundirlo con otras aves, se destacarán una serie de marcas diagnósticas, costumbres, distribuciones y fenología, una serie de características para comenzar a divertirse aprendiendo algo nuevo sobre esta especie de costumbres ribereñas. Sumérgete con este acuático habitante de los ríos.

Mirlo-acuático europeo (Cinclus cinclus).
De color oscuro, con una cola muy corta y una pechera blanca llamativa. Es bastante rechoncho, con un pico corto y robusto y las patas son gruesas con unos pies grandes. Los sexos no se diferencian a simple vista, pues no muestran dimorfismo sexual. Los jóvenes presentan un vientre de color más rojizo. Su coloración oscura y blanca le sirve para pasar desapercibido en ríos pedregosos (Foto 1)

Familia

Orden Passeriformes; familia Cinclidae

Hábitat

El mirlo acuático es muy característico de las orillas de los ríos de media y alta montaña, con vegetación de ribera y piedras en su cauce. De entre la variedad de cauces, prefiere aquellos arroyos y ríos de aguas poco profundas, rápidas y limpias (Foto 7), lo que le convierte en un claro bioindicador de la calidad de los ríos (Foto 2). Allí donde está presente se le puede ver posado en las piedras que sobresalen del agua o en las orillas, haciendo un movimiento constante y rápido en el que flexiona las patas de manera muy característica y casi única. 

Mapa de distribución

Distribución en la época reproductora del mirlo-acuático europeo (Cinclus cinclus).
Es algo común en el norte y el Sistema Central, donde abundan los ríos que esta especie frecuenta.
En el sur y el este está localizado en las pocas zonas montanas que hay.
Distribución en la época invernal del mirlo-acuático europeo (Cinclus cinclus).
Aunque su distribución se mantiene, en el invierno puede descender en altura para evitar el frío.

Comportamiento alimenticio

Como su nombre indica, para conseguir el alimento, el mirlo acuático ha de sumergirse parcialmente en agua nadando y zambulléndose, por lo que tiene que aguantar la respiración, en ocasiones hasta 10 segundos, para hacerse con sus presas que se encuentran, normalmente, en el fondo. Para localizarlas, hace uso de su membrana nictitante (presente en todas las aves y otros animales) que es una especie de párpado transparente que le permite ver bajo el agua. Es muy ágil e inquieto cuando está cazando y se mueve con las alas en forma de seguro, para evitar que la corriente se lo lleve. Una glándula situada cerca de la cola, llamada glándula uropigial, genera una sustancia aceitosa que los mirlos acuáticos se reparten por las plumas para impermeabilizarlas (Foto 5). Si quieres verlo en plena acción no te pierdas este vídeo.

Dieta

La mayoría de sus presas son larvas de insectos, en concreto de tricópteros, efémeras o incluso de libélulas. Estos invertebrados ponen los huevos en el agua dado que la primera fase de su vida es acuática. Las larvas crecen en aguas limpias y de calidad, por lo que sus presas también hacen la labor de ser bioindicadores.

Nidificación

Dada su relación con los cauces de los ríos, sus nidos frecuentemente los sitúa entre rocas en zonas escondidas (Foto 4), como por ejemplo tras cascadas o debajo de puentes y molinos de agua. Suele construir, con musgo y hierba, un nido con forma de bola en abril, y lo abandona, aproximadamente, a finales de julio.

Galería de fotos

Foto 1. Pareja de mirlo-acuático europeo (Cinclus cinclus).
Su coloración le sirve para pasar desapercibido en un río pedregoso.
Foto 2. Mirlo-acuático europeo (Cinclus cinclus).
Se trata de un buen bioindicador, pues solo está presente en ríos con aguas de cierta calidad.
Foto 3. Mirlo-acuático europeo (Cinclus cinclus).
Desde sus posaderos o las orillas entona su breve y metalizado reclamo.
Foto 4. Mirlo-acuático europeo (Cinclus cinclus).
Suele establecer sus nidos entre las rocas, bajo puentes o en molinos, siempre bien escondidos.
Foto 5. Mirlo-acuático europeo (Cinclus cinclus).
Tras sumergirse y zambullirse su plumaje queda impermeabilizado.
Foto 6. Mirlo-acuático europeo (Cinclus cinclus).
En sus movimientos invernales puede alcanzar, en ocasiones, zonas rurales.
Foto 7. Mirlo-acuático europeo (Cinclus cinclus).
Los ríos pedregosos de aguas rápidas, limpias y poco profundas son su hábitat preferido.

Migración

Se trata de una especie sedentaria, no hace grandes movimientos migratorios, aunque durante la época más fría puede seguir los ríos aguas abajo para evitar inviernos más duros llegando incluso a pueblos y aldeas de media montaña (Foto 6).

Estado de conservación

Su presencia de los ríos está muy condicionada por una serie de características, poca profundidad, piedras en el curso del río y aguas limpias, por lo que la modificaciones físicas del curso o el cauce alteran su hábitat. Dado que su alimentación depende de una serie de invertebrados muy sensibles a cambios de la calidad del agua. Problemas como la contaminación o la acidificación (provocada por la reforestación de las riberas con coníferas) disminuyen la abundancia de las larvas de las que se alimenta. Otros factores que afectan a su estado de conservación es la transparencia del agua, zonas donde se desforesta y se arrastran más sedimentos provocan aguas mucho más turbias que impiden al mirlo acuático localizar a sus presas.

Sonidos y llamadas

Desde sus posaderos (Foto 3), normalmente piedras o ramas que sobresalen del agua o en las orillas, entona un breve pero metalizado reclamo agudo que suena como "dzit".

Aves similares

No hay aves con las que pueda entrar en conflicto su identificación.

2 comentarios:

  1. Qué bien ecplicado. Hace unos días pude grabar el canto del mirlo acuático ya casi metidos en invierno. Te dejo aqui el enlace por si quieres escucharlo:
    http://arsnatura.blogspot.se/2016/12/una-cancion-para-el-invierno.html?m=0

    Saludos desde el norte.



    ResponderEliminar