martes, 30 de junio de 2015

Herrerillo común y capuchino

Si llevaras un rato caminando por un hayedo o cualquier otra formación boscosa de frondosas, pronto habrías empezado a escuchar al que los anglosajones llaman "Blue Tit" incluso puede haber salido de la densidad del bosque para posarse en una ramita alta de la linde del camino. Sin embargo si un bosque de pinos o cualquier otra conífera adornara nuestro camino, la posibilidad de ver a la anterior especie se complicaría, en su lugar podría aparecer otra a la que los ingleses llaman "Crested Tit".

Sus nombres en inglés dejan claro la diferencia más notoria existente entre las dos especies, el llamativo azul de una  (Blue) y la diagnóstica cresta de la otra (Crested). Ambas comparten parte de su nombre vulgar, en concreto la primera: herrerillo, probablemente debido al sonido metálico que hacen y que resuena entre los árboles. Estamos hablando del herrerillo común (Cyanistes caeruleus) y del herrerillo capuchino (Lophophanes cristatus).

No solo su nombre en inglés da pistas que permiten su identificación, sino que el significado etimológico del género de sus nombres científicos hacen referencia a esas características tan diagnósticas
  • Cyanistes caeruleus se refiere a la abundancia del color azul ("Cyan") en el plumaje de esta especie
  • Mientras que Lophophanes cristatus describe la destacada cresta ("cristatus") que adorna la cabeza de este pequeño pajarillo.
Para que os podáis fijar en las características que os digo, he preparado, como otras veces, unas imágenes digitales que permiten diferenciar los caracteres de las dos especies con relativa claridad:

Herrerillo común (Cyanistes caeruleus) Elaboración propia.
El azul, en contraste con el amarillo destaca, de ahí que se haga referencia en su nombre científico.

Herrerillo capuchino (Lophophanes cristatus) Elaboración propia.
La gran cresta es diagnóstica para reconocer a este herrerillo y diferenciarlo correctamente.
El primero se distribuye de forma homogénea por la Península durante todo el año, pues se trata de una especie residente que aprovecha las formaciones boscosas de frondosas para buscar alimento o lugares donde anidar. Por otro lado el herrerillo capuchino no goza de una distribución tan homogénea en parte a su dependencia de las coníferas que se extienden por el norte peninsular, la costa mediterránea y zonas del interior, normalmente asociadas a zonas de montaña, donde pinos, abetos y sabinas crecen sin obstáculos.

A parte de la distribución espacial y temporal, en apariencia ambas son muy diferentes, aunque hay que saber diferenciarlas, por ese motivo quiero dedicar esta entrada a las dos especies, aquí vamos a aprender a distinguirlos. Para hacerlo más fácil nos vamos a fijar en las imágenes digitales que he preparado más arriba, pues remarcan las diferencias de ambos claramente.

Entre machos y hembras no hay diferencias muy marcadas en ninguna de las dos especies. Es verdad que en el herrerillo común si que existe dimorfismo sexual, pero no es destacado. En el herrerillo común dominan los colores llamativos: azul en el píleo, dorso y alas y amarillo en el pecho y la parte caudal. Mientras que los colores del herrerillo capuchino son mucho más apagados, en tonos marrones y grises.

El uso de insecticidas y fitosanitarios en la agricultura junto con la destrucción de árboles y bosques viejos que son el hábitat de esta especie, amenazan las poblaciones de herrerillos, tanto común como capuchino. Sin embargo ambas especies están encontrando, cada vez con más frecuencia, un hueco en las grandes ciudades, sobre todo en parques y jardines.
Realmente no hay mejor insecticida que una buena población de aves insectívoras como estas.

Finalmente y para saber si se os ha quedado, os propongo un pequeño juego. En esta ocasión las especies se diferencian tan claramente que he decidido seleccionar dos fotografías donde no se las ve completamente para complicarlo un poco:
  • ¿Cuál de las siguientes fotografías corresponde a cada una de las especies?¿Sabes ya diferenciarlas?
Foto nº 1 ¿Herrerillo común o capuchino?
Foto nº 2 ¿Herrerillo común o capuchino?
¡¡¡Escribe un comentario con tu respuesta a ver si has aprendido a diferenciarlas bien!!!


2 comentarios:

  1. Curioseando cosas sobre el Herrerillo común por internet he dado con tu Blog, y llevo toda la noche enganchado!
    Estupenda entrada, muy ilustrativa con esas geniales ilustraciones.
    Felicidades por tu trabajo. Me hago seguidor

    ResponderEliminar
  2. ¡¡Muchas gracias Javier!!
    Si te ha gustado esta entrada, te invito a leer la de los colirrojos que escribí en abril. Esa es similar y también estupenda.
    Un saludo

    ResponderEliminar