Últimas observaciones interesantes


Últimas observaciones interesantes
Fecha Especie (nº) Lugar y comentarios
06/04 Buscarla unicolor (3) Laguna de San Juan.
06/04 Rascón europeo (3) Laguna de San Juan.
09/02 Elanio azul (1) Ruta ornitológica: Naturaleza al sureste.
12/01 Avefría europea (54) Alrededores de Griñón, Madrid. (Obs. varios bandos en barbechos)
15/12 Martín pescador común (2) Embalse de Pedrezuela, Madrid. (Obs. comportamiento territorial)
10/12 Agachadiza común (1) Charca Suárez, Granada
07/12 Barnacla cariblanca (2) Laguna del Oso, Ávila
07/12 Avutarda común (28) La Moraña, Ávila. (Día de niebla)
07/12 Busardo moro (1) Blascomillán, Ávila. (Rareza)
30/11 Chorlitejo grande (7) Soto Gutierrez, Madrid
24/11 Mosquitero bilistado (1) Valdebebas, Madrid. (Rareza)
24/11 Águila Imperial Ibérica (1) Dehesas de Quijorna, Madrid. (Ejemplar pajizo)
17/11 Curruca carrasqueña (1) Patones de Arriba, Madrid
10/11 Correlimos zarapitín (2) Embalse de Santillana, Madrid
03/11 Rascón europeo (6) Laguna de San Juan, Madrid
30/10 Porrón pardo (17) Laguna de Navaseca, Ciudad Real
29/10 Bigotudo (34) Parque Nacional Tablas de Daimiel, Ciudad Real

Haz clic en los enlaces para más información

martes, 28 de abril de 2015

¿Es posible ver aves en el Monasterio de Piedra?

El mes pasado, estuve en el Monasterio de Piedra, fundado en el siglo XII por un grupo de monjes. El lugar goza de una elevada popularidad en parte gracias a sus espectaculares cascadas, caídas de agua, cuevas y otras morfologías generadas por el paso del agua en las rocas a lo largo del tiempo. Se trata de un escondite maravilloso, sin duda un buen paisaje por el que pasear.

Una de las casadas del parque del Monasterio de Piedra
El lago del espejo en el parque del Monasterio de Piedra
Los recorridos que ofrece el parque son bastante extensos y pasan por diferentes ambientes, unos más forestales, otros de cuevas, alguno más abierto con remansos de agua y sobre todo cascadas. Las aves han encontrado su lugar en este paraíso y puede verse una alta variedad de especies a lo largo del paseo. Además los responsables del monasterio han colocado cajas nido por todo el parque para facilitar la reproducción de pequeños paseriformes como este herrerillo común (Cyanistes caeruleus) buscando alimento al lado del pinzón vulgar (Fringilla coelebs):

Herrerillo común (Cyanistes caeruleus) y macho de pinzón vulgar (Fringilla coelebs) en el Monasterio de Piedra
Debido a la abundancia de ambientes acuáticos o húmedos es posible que en zonas menos forestales y un poco más abiertas, salga a nuestro paso la "hermana" de la orilla del río, la lavandera blanca (Motacilla alba). Característica de los arroyos y pequeñas masas de agua, cercana en muchas ocasiones a reducidos núcleos de población y moviendo de arriba a abajo su larga cola. Siempre es un privilegio ver sus contrastados colores blanco y negro que se asemejan a lo hábitos de una religiosa, una comparación muy apropiada para nuestro caso del Monasterio de Piedra.

Lavandera blanca (Motacilla alba) en el Monasterio de Piedra
Pero esto no es todo, otras muchas especies se pasean o sobrevuelan tranquilamente los jardines del monasterio, golondrinas (Hirundo rustica),  avión común (Delichon urbicum), mirlo común (Turdus merula), abubilla (Upupa epops), cernícalo vulgar (Falco tinnunculus).

Mosquitero ibérico (Phylloscopus ibericus) en Monasterio de Piedra
Picogordo común (Coccothraustes coccothraustes) en el Monasterio de Piedra
Entonces la respuesta a nuestra pregunta está muy clara, "sí es posible ver aves en el Monasterio de Piedra", pero, ¿por qué se conserva todo tan bien sin que se declare como un área natural protegida?

La clave está en la historia del Monasterio. Se trata de un lugar que ha albergado durante siglos a comunidades de monjes que encontraban en estos jardines momentos de reflexión y de interiorización de la espiritualidad. Pero únicamente estos monjes tenían acceso a los jardines, al monte entero que estos ocupan, evitando actividades extractivas o dañinas que si se desarrollaron en otros lugares de España. El hecho de ser una propiedad privada de la que no se quiere sacar más provecho que la espiritualidad del lugar la ha protegido de ser urbanizado, de ser convertido en tierras de cultivos o en pasto para ganado.

Esto no es exclusivo del lugar,ocurre en otras zonas no solo de España, sino del mundo. De hecho el primer Parque Nacional de España se declaró en 1918 y se trata de Covadonga, un caso parecido, pero en esta ocasión se trata de un santuario dedicado a la Virgen de Covadonga, conmemorativo de la Batalla de Covadonga, ejemplo de protección y conservación por sus valores espirituales.

Es por eso que a lo largo de la historia de la conservación los lugares asociados a valores culturales o espirituales han jugado un papel importante protegiendo determinadas zonas y manteniéndolas apartadas de las actividades que destruyen ecosistemas. Esto sirve para hacer un llamamiento y tener en cuenta los valores culturales y espirituales y la importancia de los mismos para evitar que se conviertan en ecosistemas manejados y degradados.

Después de esta reflexión solo me queda recomendaros este pequeño "escondite" natural donde el agua y los colores toman un importante protagonismo que hacen al lugar merecedor de un buen paseo, eso si, cámara en mano, para poder disfrutar de sus cascadas, sus bosquetes y los habitantes de los mismos. Además para los amantes de las rapaces os recomiendo la exhibición de cetrería que hacen en el monasterio que está incluida en el precio de la entrada al monasterio.

Milano real (Milvus milvus) en Monasterio de Piedra
¡¡Un saludo a todos y espero que os animéis a visitar el Monasterio de Piedra!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario